jueves, 23 de octubre de 2008

XLVII. Torri

A CIRCE

¡Circe, diosa venerable! He seguido puntualmente tus avisos. Mas no me hice amarrar al mástil cuando divisamos la isla de las sirenas, porque iba resulto a perderme. En medio del mar silcencioso estaba la pradera fatal. Parecía un cargamento de violetas errante por las aguas.
¡Circe, noble diosa de los hermosos cabellos! Mi destino es cruel. Como iba resuelto a perderme, las sirenas no cantaron para mí.

Julio Torri - Ensayos y poemas.

7 comentarios:

Javier dijo...

ah... fantastico... "como iba resuelto a perderme, las sirenas no cantaron para mi"

Simplemente genial,

Un abrazo

MBI dijo...

citas sin contextos...pedazos de luz, a veces,...esa era la 1ª idea para mis ventanas...me gusto encontrarte....

Leandro dijo...

wow nu entendí nada. X3. Ahi lo leo de nuevo

Ericram dijo...

a veces es prudente perderse...

Javier dijo...

Raymond Carver: "What we talk about when we talk about love"

Ian McEwan: "The cement garden"

John Wyndham. "The day of the triffids"

Laurita dijo...

C-i-r-c-e

Me gusta mucho esa combinación :D

Dolores Eidán dijo...

iba resuelto a perderse.

(cuántos no habrán cantado para mí, por experimentar la misma sensación)