viernes, 4 de diciembre de 2009

CCXLVII. De Moraes.

TERNURA.

Te pido perdón por amarte de repente
Aunque mi amor sea una vieja canción en tus oídos.
De las horas que pasé a la sombra de tus gestos
Bebiendo en tu boca el perfume de las sonrisas
De las noches que viví arrullado
Por la gracia indecible de tus pasos huyendo eternamente
Traigo la dulzura de los que aceptan melancólicamente.
Y puedo decirte que el gran afecto que te dejo
No tiene la exasperación de las lágrimas ni la fascinación
__de las promesas.

Tampoco las misteriosas palabras de los velos del alma.
Es un sosiego, una unción, un exceso de caricias
Y sólo pido que reposes quieta, muy quieta
Y dejes que las manos cálidas de la noche descrubran sin
__fatalidad la mirada extática de la aurora.

Vinicius de Moraes - Antología poética.

4 comentarios:

g. dijo...

A veces, los poemas son la música de la palabra sin el acompañamiento irreal de los instrumentos. A veces la cadencia y las almas se juntan para que unas tontas y cursis palabras de amor, dichas a tontas y a locas (LL) rellenen un poco el mundo entre el espacion que hay entre vos y yo.

A veces siento que tengo que pedirte amor por amarte de repente e incesasantemente durante tan largo tiempo. A veces siento que todo lo que tengo es parte tuya, porque de cierta manera, el espacio que queda vacío entre nos, es sólo un minúsculo espacio entre tu pecho y el mío, en un abrazo eterno que goza de ternuera y de lo poco que nos podemos llegar a distanciar.

Soy como tu pegamento, el amor está en mí porque vive en lo que sos. En todos los enojos que intento hacerte encontrar perdidos en el piso sólo intento ponerle pimienta al amor para que estornudes con cariños y te despereces con una canción de amor en la pestaña.

Tus ojos, detrás de los lentes, me pierden en un axioma matématico que sólo puede dar por resultado lo que nosostros tenemos. A veces te encuentro dormida mirándome, buscándole tildes a los acentos que los muestran.

Vos sos mi tilde.
Por eso yo antes no los ponía, era una palabra que no tenía nada que mostar.
Ahora te tengo a tí: Mi tilde.

eMiLiA dijo...

Vinicius.

(meencantameencantameencanta)

Y lo de la tilde, muy bueno sr.

Abrazo!

Lauri dijo...

Una canción de amor en la pestaña.
Yo no puedo pedirte más.
Ni a vos, ni al amor mismo.

Ya te extraño.

Tatiani dijo...

Vinicius en el Brasil es clamado como el "velho saravá".
Sus poemas son de ternura y passion.
Ternura que por supuesto esta en el blog.
Estoy surpresa por encontrar el poema acá.