lunes, 6 de febrero de 2012

DXI. Enzensberger.

No es ningún consuelo constatar que en las condiciones instauradas por un régimen como el nazi hubiera zonas de aparente normalidad; al contrario, resulta más bien siniestro. A las generaciones posteriores no debe de resultarles sencillo entender lo «indiferentes» al terror que pudieron mantenerse los «apolíticos». Sin embargo, no se puede abordar el escándalo de la simultaneidad con prejuicios morales, pues no es sencillo referirlo únicamente al pasado. Su virulencia no se ha aplacadao tampoco en las condiciones históricas actuales, mucho más confortables.

E. M. Enzensberger - Hammerstein o el tesón.

2 comentarios:

g. dijo...

----
Por varias razones, este libro, es uno de los mejores que leí el año pasado.
----
Primero: Estaba re-metido (o sea, leer artículos de la wiki en inglés o español) con A- Prusia, B- Prusianos. A todo esto, la mayoría de los generales alemanes en la segunda guerra mundial (sean o no nazis) fueron los últimos de una élite llamada Junkers. Estos prusianos, casi todos nacidos en lo que hoy es Polonia (o Rusia, también, o Lituania), eran nobles (ergo el Von).
----
Segundo: Estaba re-metido en los generales alemanes, y acá es importante el nazi. Estaba buscando Generales que lucharon la guerra mundial y que no eran nazis. Ahora, a la mente se me viene, Rommel.
----
Pero el libro traza el seguimiento durante el Siglo XX de la familia von Hammerstein-Equord, desde Kurt, el padre, hasta todos sus hijos y su esposa.
----
Kurt von Hammerstein-Equord fue un general aleman, más que nada, en el período de entreguerras donde fue el jefe del ejército (Reichswehr, que era el nombre del ejército desde el Imperio hasta el fin de la República de Weimar). La vida de este general es muy interesante. Y eso se refleja en el libro.
----
Hammerstein era anti-nazi. Sus amigos también lo eran. Algunos murieron el día de los bastones largos. Al prinicipio del libro, todo está enfocado en él, por su posición. Pero era un militar profesional, de esos que no se meten en política, aunque al final, por rango y cargos, siempre está codeándose con ese mundo.
----
La República de Weimar es muy intersante, era un caos, de hecho, la primera parte del libro, habla de cómo muchos junkers (que normalmente eran militares, ergo, militarismo prusiano) intentaron por varios medios intentar impedir la subida al poder de Hitler y su partido. Por supuesto, había junkers nazis, pero eran más que nada monárquicos, según tengo entendido.
----
Hitler sube al poder, eso es pasó, todos los sabemos. Pero ahí el foco pasa a sus hijos, más que nada, a sus hijas, ellas eran comunistas, una eligió vivir en Alemania Democrática (u Oriental, ya que estamos). Ahí ya estamos en el submundo de la resistencia, y del espionaje soviético, y la Komintern (que también es muy intersante).
----
De los Hammerstein, no salió ningún nazi. Y eso es importante, creo. No todas las familias alemanas pueden decir eso.
----
El libro se lee como novela, no es ensayo, no es biografia, es algo raro. Y eso es tremendamente bueno. Está terriblemente bien documentado, hay fotos, y notas, y mucho para decir.
----
Tanto para decir sobre este libro, que acá no acaba, pero de hecho acá acaba esto, aunque digo, ahora estoy leyendo un libro (sin tantas notas, no tan ensayo) sobre la Orquesta Roja (espionaje sovietico en el corazón de la Alemania nazi y, como frutilla del postre, armada en gran medida por judios).
----
Creo que el Siglo XX fue muy duro para los alemanes, y hay que pensarlo. Prusia, Imperio, Káiser, Primera Guerra, Weimar, Nazis, Segunda Guerra (en estos dos está todo lo que se pueda pensar), división, Stasi, Primer frente de batalla de la guerra fría, reunificación, robo del mundial 90 (no fue penal).
----

Crítico Nº 2 dijo...

Ah... no sólo es una vuelta, es una vuelta en gran forma!