viernes, 23 de marzo de 2012

CDXXV. The Beatles.

In deinen Armen bin ich glücklich und froh
Das war noch nie bei einer andern
Einmal so
Einmal so
Einmal so.


The Beatles - Komm, gib mir deine Hand.

2 comentarios:

g. dijo...

Hubo una tarde-noche en que The Beatles se encontraron con el ya afamado cantautor de protesta alemán Robert Von Dylan, como quedó consignado en un pequeño apartado en la autobiografía del alemán llamada Chronicles, Vol. Ein. En esa ocasión hubo un pequeño malentendido. Anteriormente Von Dylan había sostenido en varias oportunidades “Ellos estaban haciendo cosas que nadie hacía. Sus acordes eran una barbaridad, simplemente escandaloso, y sus armonías hacían todo eso válido”. Por supuesto que nuestro cantautor pensaba que cuando The Beatles cantaban el coro (Einmal so) estaban haciendo una alusión a las drogas (una vez así, era el lingo que él usaba para apelar a sus dealers, con esa frase cortada y sin sentido). Él se sorprendió en demasía cuando los conoció personalmente, en un sótano poco ventilado en un club nocturno al norte de Hamburgo, y ellos le declararon que ninguno de ellos había fumado marihuana, sólo algunas pequeñas pastillas para no dormir y cosas así. Robert pensó que debía remediar eso y que fumar les iba a llevar a altas cotas en su música. Así que él les hizo probar por primera vez a cada uno de ellos.
Por supuesto que The Beatles llegaron al estrellato mundial mientras que nuestro héroe Robert Von Dylan se conformó con ser una estrella mayor en Alemania Oriental, sus canciones de protesta agradaban a los caudillos del Partido y por eso instaban a sus juventudes a escucharlo. Por supuesto que eso era algo extraño para él, ya que sus canciones eran de protesta, pero al ser de protesta en el lado oeste habían sido oficiales en el este. Cuando pudo pasar los problemas éticos que a eso conducía se dejó llevar por la fama. Hasta que electrificó su música, en un festival de música en Kalinigrado (en la ciudad cerrada, frente a un auditorio de marinos soviéticos) lo que desagradó al Politburo y lo mandó de nuevo al otro lado del muro, donde fue considerado un espía, y pasó sus últimos días como un paría del régimen occidental.
Más o menos por esa misma época, un cantante norteamericano, Bob Dylan, cantautor folk, declaraba que esa canción I Want To Hold Your Hand era algo “que nadie había hecho anteriormente. Era un escandaloso, simplemente escandaloso, y las armonías vocales hacían todo válido”. Claro, había caído en el mismo error que meses antes había caído el ahora ignoto Robert Von Dylan. Aunque idiomáticamente su error tenía más sentido porque el I Get High es más cercano al I Can´t Hide que cantaban de Beatles que lo que había pensado el alemán. También se dice que Dylan los hizo fumar marihuana por primera vez, también se comenta que los miembros de The Beatles refrendan esa historia. Quizás la primera vez que lo hicieron, con un cantante alemán que nadie conoce, los avergonzaba, aunque las verdaderas razones de todo ese cover-up, nadie realmente las sabe.

Crítico Nº 2 dijo...

ES VERDAD. Robert Von Dylan ocupó el lugar del fiambre de Paul para la tapa de Abbey Road.