martes, 10 de febrero de 2009

CIV. Vila-Matas.

Conociendo a Cendrars no era un proyecto demasiado sorprendente, ya que tenía la costumbre de no escuchar las historias que le contaban y, en cambio, cazar al vuelo dos o tres palabras de esas historias para construir con ellas, mentalmente, al azar de las ficciones abiertas, relatos muy diferentes a los que, en aquel momento, le contaban.

Enrique Vila-Matas - Historia Abreviada de la Literatura Portatil.

4 comentarios:

g. dijo...

TEORÍA SOBRE FICCIÓN

Desde el momento en que la pluma (De tinta azul o negra... Mas no roja o verde, que son fanfarria) y escribe algo, cualquier cosa, sea una carta, un poema, un balance contable; lo escrito es ficción.
Y hay dos modos de ver la ficción; según estima el fiel servidor; de la mano de los representadores y los creadores.
Los representadores son aquellos que tejen historias que les sucedieron o escucharon. Están creando ficción pero una baja calaña de ficción. Son personas que creen que sus vidas son tan interesantes como para ser una novela o un cuento. Lease, Millernescos.
Luego, están los creadores. Que más allá de en sus escritos terminar escribiéndose a sí mismos; sus textos de ficción o sea todos van generando una historia totalmente creada. Totalmente inventada, aunque siempre encontramos entre las palabras cosas que realmente le pasaron al autor, o que escuchó por ahí.
Pero este segundo grupo es mucho más complicado que el primero. El primero siempre se considera genial y siente que su vida es tan interesante como la de Tristram Shandy. Los segundos pueden tener vidas como la de Meursault, aunque pueden llegar a lograr obras maestras del genero (Lease: Carta, novela, cuento o balance contable).
Paradigma del primer grupo: Henry Miller. Paradigma del segundo grupo: Onetti.Blaise Cendrars descripto por la magistral pluma (Negra o azul; nunca verde o roja o turquesa o cualquier otro pastiche) de Enrique Vila-Matas ; es del segundo grupo.
O eso creo yo.
Aunque Vila-Matas, sería un tener grupo, los metaliterarios. Los que crean desde la literatura de los demás. Aunque si lo vemos, estos siempre son un subproducto del segundo grupo. Como tantos otros. (En "París no se acaba nunca" Vila-Matas juguetea con el primer grupo; pero su ficción literaria repele sus pensamientos sobre ese primer grupo. Tal como lo hicera Ernest Heminway en "París es una Fiesta". Este ultimo era una parte rara de la segunda especie. Sentía que podía escribir si había vivido, sólo para saber bien qué narrar. Pero no era del primer grupo, ya que creaba sus historias, pero sabiendo que pasaba por la cabeza de alguien que va al Kilimajaro o sale a pescar al mar).
El primer grupo, no tiene subproductos.


FIN.

Terapia de piso dijo...

Cada cuánto siento que no quiero escuchar lo que me dicen. Así sea algo interesante no me importa. Yo me lo pierdo. Yo gano. Yo pierdo.

José Roberto Coppola

Luna dijo...

Como "ficción" viene del latín y significa fingido o inventado, podríamos decir que todo lo escrito es ficción. Discrepo en lo que dejas entrever como falta de creatividad de los representadores.
Beso

Crítico Nº 2 dijo...

Eh... mmm... no me parece... ni ahí. Lo dirimiremos a duelo de chocolat au sud y bombille du matè.


(Disculpas por los puntos suspensivos: esos artefactos tan artificiales y tan baratos tan repetidamente usados para impostar suspenso o profundidad [El punto: dentro o fuera de los paréntesis? {Los paréntesis: dentro o fuera del punto?}])