miércoles, 18 de febrero de 2009

CVIII. Olivari.

Libros tontos, rematadamente tontos, solemnemente tontos, tanto que no tienen la disculpa de ser malos siquiera, porque ser tonto es peor que ser malo indudablemente.

Nicolás Olivari - Poesía 1920-1930

6 comentarios:

g. dijo...

Y así como así, la noche se me hizo fría y el aire dejó de andar.
Y la mirada se me hizo densa, y los misterios siguen su camino.

Y así como así, todo sigue camino. Así como así me tengo que bañar. Tengo mucho frío, el café está vacío. Y me quedé dormido, y me desperté dormido.

Y así como así, está todo bien. Me doy cuenta. El canto rodado gira. Bob Dylan y las horas. Los momentos del día.

Y así como así se apagó el aire. Y así como así suenan los grillos. No hay más sonidos que la heladera a mi espalda que ronronea.

Y todo se mueve. Todo se mueve. Todo se mueve. Todo se mueve. Todo se eterniza. Todo se tierniza. Todo se mueve. Todo se acalla. Todo te hace menos mal. Todo te hace más bien. Todo es igual. Todo es todo. Todo es poder. Todo es querer. Todo es así. Así como así es todo lo que es todo así como así es todo lo que se mueve, lo que me mueve, lo que me deja, lo que dejé atrás, lo que tengo adelante, lo que tengo en el costado, lo que me sale, lo que vi, lo que aprendí, lo que Gómez, lo que Goma, lo que Gombrovis, lo de Witoldo, lo de Haroldo, lo de los seguidores, lo del frío, lo del calor, lo del aire, lo del ventilador, lo de la heladera, lo de los regalos, lo de los cumpleaños, lo de los pasados, lo de los futuros, lo de los presentes, los de afuera, los de adentro, los de palo, los que me miran, los que me dejan, los que me agarran, los que me futbol, los que me Aupa, los que me Gora, los que me afanan, los que me secuestran, los que me lloran, los que me rien, los que me mofan, los que me cagan, los que me pillan, los que hacinan, los que las voces, los que Zaucedos, los que Eclipses, los que las Lunas, los que todos, los momentos, los abrazos, los te quieros dichos, los te quiero que vendrán, los te quiero que digo, los te quiero que no hay, los que no hay, los que hay, los que son todos, los que me tengo que bañar, los que se mueven, los que van, los que vienen, los que mueren, los que tienen una por el camino, los que son lejanos, los que se van, los que están y no se van, los que vienen, las que se mueven, las que bailan, las polleras, los corpiños, las bombachas, las bombas, las novias, las ex-novias, las amigas, las ex-amigas, las esposas, las ex-esposas, las esposas, los policías, las caderas, las cadenas, las lascivas, las larvas, las mujeres, los hombres, los yo, los no-yos, los superyos, los ellos, los psicoloes forentes, las ellas, las señoras, las momentos, las fuentes, mi presente, mi pasado, mi futuro, mi ajeno, mi ajenjo, mis mails, mi café, mi todo, no nada.

¿Y qué?

Crítico Nº 2 dijo...

¿Y los que vistos de lejos parecen moscas...?

Eclipse dijo...

soliloquio que escapa a lo tonto, definitivamente.
libre de pecado, entonces

Luna dijo...

Los tontos son inofensivos, sólo ofenden la inteligencia ajena. Los malos son peligrosos

Emilia dijo...

Ser tonto y malo, uff es mucho definitivamente.

A mí me han tildado de mala (creo que te lo he dicho) y en el fondo da algo de placer que me encasillen en ese especimen, ja.
Por otro lado, no me causaría la más mínima gracia que se me tilden de tonta!

Un beso

Javier dijo...

ser tonto y tener dos dedos de curiosidad es la peor combinación...

un abrazo che, hacía rato que no te saludaba,