miércoles, 12 de noviembre de 2008

II: Cuadros: Salvador Dalí

Salvador Dalí, Muchacha en la ventana.

1925.
Oleo sobre cartón piedra.
105 x 74,5 cm.
Museo Reina Sofía, Madrid

6 comentarios:

G. dijo...

Ayer andaba de nuevo por la avenida Pasco, viniendo desde la dirección Quilmes como para Temperley. Y me di cuenta, que cuando algo te falta, lo extrañas. Que te das cuenta de eso cuando no lo tenes.

Al coche de mi abuelo (Debido al choque de mi viejo) le falta el espejo derecho. Ayer me daba cuenta todo el tiempo que me faltaba eso cuando miraba a la derecha y en vez de ver para atrás veía otra cosa.

Así que cuando algo te falta, lo extrañas. Y este cuadro, me falta y lo extraño.
Hoy se me cruzo, por eso está acá hoy. Yo no conocía el titulo, para mí era Gala mirando por la ventana.
Este cuadro tiene historias. Por ejemplo: en el café Dalí cuando ibamos a hablar sobre "Episodios de Lluvia"; la editora y yo. Nos sentabamos justo debajo de este cuadro (Y siempre jodiamos que no era la reproducción sino que en el café Dalí de Lomas se guardaba el original, ahí a la vista de todos) y hablabamos largo y tendido.
Luego, este cuadro era una de las primeras cosas que veía cuando me despertaba en esa cama chiquita donde mis pies sobraban. Pero qué noches hermosas, qué lindos tragines y que rica pizza.
Creo que lo primero que veía era el Guernika (Y el próximo de la serie cuadros es Picasso, Será el Guernika o las señoritas de Avignon; depende sobre qué quiera hablar ese día) y luego, buscándola, veía pegado allí cerca de los libros, este cuadro.
La última vez que lo vi, estaba en un lugar tan raro. Tan raro.
Y hoy se me cruzo... ¿Cómo? Lo voy a dejar en el suspenso, creen su propia historia, pero a mí se me cruzo de la manera más inverosímil. Eso generó que esto este acá hoy; porque además me lleno de recuerdos hermosos que nunca ser irán.

Pero bueno, el cuadro es lindísimo.

G. dijo...

Todos los días se aprende algo:
Hoy aprendí que la muchacha no es Gala.

Emilia dijo...

Es lo que siempre digo: todos los días se aprende algo nuevo.

Hoy aprendí a mirar un cuadro con mayor detenimiento sólo para buscar la desproporción de los pies (tal como lo resalta la wikipedia, ja)


Muy bonitas palabras me dejaste en mi blog. Se agradecen. Siempre.

Yo dejo al menos mis saludos. Las palabras bonitas me rehuyen desde que insisto en perseguirlas desesperadamente en un intento de finiquitar con los escritos de cierre de cuatrimestre (¿y de carrera?)

Te dejo un besoo

:)

Luna dijo...

Efectivamente es Ana María, la hermana de Dalí, de quien hizo casi una docena de retratos, pero el más célebre es este. Una de sus cosas más notables es que es un cuadro (paisaje) dentro de otro(retrato).
Libre interpretación para el que quiera ver el mensaje.

Saludos

Eclipse dijo...

Jajajaja, todos los días me pasa lo mismo con este blog. Leo el post, pienso en algo que comentar y luego, cuando leo tu comentario inicial, se va todo al carajo.
pero eso no es malo, tampoco, solo algo curioso, cómo las acotaciones pueden traer de todo.
no es de mis cuadros favoritos de dalí. dalí siempre me recuerda a mi papá y a un amigo que lo idolatra y cada tanto imita su bigote.
pero qué decir, siempre hay algo que se nos cruza y nos remite a otra cosa, yo tengo eso con los olores, pero son difíciles de retratar en el blog.

Lucila Flores dijo...

Siempre pensé que era Gala.