sábado, 3 de enero de 2009

LXXX. Bioy Casares

Vernos tal vez nos probaría que el pasado pasó y que nos hemos convertido en otros.

Adolfo Bioy Casares.


12 comentarios:

g. dijo...

Simplemente, estaba totalmente seguro que hoy, HOY, no iba a haber cita por acá.
¿Por qué? Preguntaría yo si fuera alguien que lee esto. Y yo, si fuera el que respondería y; ¡Ah Qué bien, Lo Soy! diría: Tengo que decir que estoy aburrido acá, escondido, mirando pantallas, viendo cosas verdes, chequeando cómo los puntitos en la pantalla se mueven (Siendo que no son, per se, puntitos, sino una representación de algo mostrada en puntitos).
Así que bueno, el estar acá donde estoy, a esta hora, hizo que lo que pensaba ayer a la noche, hoy a la madrugada, cambie.
Pero bueno, andamos recauchutando citas: Esta cita es el acápite de un cuento que anda por allí, en Suaznabar.

En otras épocas yo tenía alguien que escuchaba todas mis críticas a esto.
Ahora no tengo nadie con quien quejarme, y no lo voy a hacer acá porque cada palabra levanta un grado de ira, y cada grado de ira levanta las palabras más abstractas para mostrar mi grado de ira; y así podría ir girando y girando eternamente, hasta llegar a un punto donde todo terminaría en que yo me quejo porque estoy acá, porque estoy así, porque estoy en este lugar, porque soy, porque fui, porque tengo, porque desposeí, porque te extraño, porque ando raro, porque no me afieto, porque me muevo, porque la silla está rota, porque me molesta la vista, porque estoy como cansado, porque es enero, porque falta poco, porque cada vez falta menos, porque es algo raro, porque no quiero que llegue, porque estoy en la edad de los suicidios, porque la silla se mueve entre ruidos, porque muchos porque, porque el acápite es un texto breve, posterior al título, que aclara (o no; esto lo dije yo; a todas las cosas que yo no dije... Ejem, Ejem, Blog, Blog) el artículo que encabeza (definición enmendada, pero que para mí sigue estando en algún punto MAL), porque... bueno.

Antes levantarse los sábados tenía otro color, saben. Cuando te levantas un sábado en algún lado "extraño" a tu normalidad tiene otro color. Ves todo de otra forma. Sacas el auto más tranquilo. Hasta después, quizás terminas en una parrilla o restaurant comiendo y riendo. Porque los sábados al mediodía son mucho más lindo que los domingos al mediodía. Y... era ese encanto de estar comiendo un sábado, en un lindo día. Aunque luego te arruine la tarde, en facilidad... Pero bueno, mas no pensar en esas cosas.

No tengo ganas de hacer nada, leeré hasta que me ardan los ojos. Obvio, si alguien me quiere acompañar (Preferentemente mujer) yo no voy a negarme.
Bueno, tal vez sí. Si, soy medio forro en eso, a veces niego... No me puedo hacer el tipo ese de la segunda oración del primer párrafo luego del espacio. Los que me conocen (Tres, cuatro) lo saben.
Pero bueno, quizá si me es grata la invitación y gratos los ojos (De esa mujer) puedo llegar a decir Sí. Y por un rato, puedo olvidarme, que es sábado, y que estoy acá, y que estoy solo, y que odio el verde, y que me molestan los ojos, y que tengo tantas tentaciones de encontrarte, y que tengo tantas otras cosas que contante, y que tengo tantas otras cosas, tantas otras cosas, tantas otras, tantas.

Arcángel Mirón dijo...

La vida, el curso natural de la vida, causa estragos.

ChEChU dijo...

me gusta convertirme en otra. se siente camaleónico.

Luna dijo...

Mucho tiempo sin leer a Bioy. Será que nada de él me volvió a gustar tanto como La invención de Morel.
En cuento a la cita, creo que los rencuentros en lugar de mostrarnos distintos, nos permiten mentir sobre nuestros cambios.
Nada más.
Besos

Maria del Sur dijo...

Yo digo que ahi sentado, maldiciendo, odiando,detras de una pantalla
leyendo un libro
en fin...siendo debil
no vas a coseguir, este sabado, una mujer

Maria del Sur dijo...

Volvi..
perdon por lo de debil

pero es que me saca ver que no podes ver que no es ella
que no esta afuera
que sos vos..

Eclipse dijo...

hoy estoy muy de acuerdo con mis "compañeras comentaristas de este blog"
me gusta lo que dijo luna acerca de mentir sobre nuestros cambios. aunque en el fondo no queramos hacerlo. parece que siempre es más fácil mentir... o será que nunca lo que es o cómo nos sentimos es lo mismo que queremos que el otro vea (sea bueno o no) no sé, che.
y estoy de acuerdo con maría del sur también. creo que ya te lo dije cuando tuve oportunidad.
sos vos
y a veces puede ser hasta favorable ser un poco egoísta. en el buen sentido. olvidarte del resto, hasta de nosotros, y pensar en vos.
va con cariño, lo sabés

Terapia de piso dijo...

Porque sólo así lo creeremos.

José Roberto Coppola

Svor dijo...

Y asi es... Cuando uno no se reconoce en el otro es porque con el otro quedo el recuerdo de lo que fuimos. Eso duele como el sabor de la muerte.

g. dijo...

Quiero dejar en claro algo, ¿ok? A veces, creo que me toman un poquito muy en serio...
Estoy detrás de una pantalla porque estuve trabajando, no leí nada y lo de la mujer... Las veces que lo dije llegaron comentarios divertidos.

Pero bueno, igual ese tipo de comentarios de ustedes quiere decir que se preocupan por mí; o así lo veo.

Repito igual, a veces, no hay que tomarme demasiado en serio.

Patricio dijo...

100% de acuerdo con Svor.

Eso duele mucho.

Soy nuevo en esto de los Blogs, y me estoy armando el mío, cuando quieran péguense una vuelta.

Un saludo a todos.

Dolores Eidán dijo...

Somos cambio.
Todo el tiempo nos estamos conviertiendo en otros.
Basta cerrar los ojos y vernos.


aparte--
Me preocuparía si no leyeras :)