martes, 13 de enero de 2009

XLVIII. REM

At my most beautiful
I count your eyelashes, secretly
With every one, whisper I love you
I let you sleep
I know you're closed eye watching me,
Listening
I thought I saw a smile

REM - At my most beatiful.

6 comentarios:

g. dijo...

Hay veces que hay cosas raras; la mente tiene recobecos extraños que están llenos de datos que se activan de manera extraña.
Quizá porque te pensaba hermosa, quizá porque me reí con algunos mails, quizá porque algo de lo que leí entre serendepías y casualidades, me llevo a pensar el estribllo de esta canción.

I´ve found a way to make you/ I found a way/ a way to make yo smile.

Y sin escuchar por ningún lado esta canción (Y sin haberla escuchado en mucho tiempo) se me pego el estribillo. Y lo canté hasta que la escuché.
Quizá es porque pienso que te hice reir, quizá es porque pienso que yo tengo varios trucos truchos debajo de la manga que sí te hacen reír o qué sé yo que cosa me ha llevado a eso.
Y hoy (Ayer; lunes) mientras "hablaba" con vos, cantaba esta canción. Y sí sé que es un momento raro, pero te la dedico, ¿Te parece?
Aunque no me hayas ayudado a elegir un libro; aunque estés tan lejos pero tan cerca.
Yo siempre veo tu sonrisa, sí, más que nada.

Perdón si esto es cursi.
¿Y si lo tomamos como ficción? Sí, tomemoslo como ficción y mentalmente yo me quedo más tranquilo.

Lilya Nuratis dijo...

Amo este tema.... excelente el video....

Besos Lilya

Dolores Eidán dijo...

Dejemos de temerle a lo cursi y afrontemos lo que nos pasa.
Amás su sonrisa, punto.
Vamos, hombre, la realidad es mucho más jugosa que la ficción.

Saludos, abrazo!

Emilia dijo...

Lo cursi como ficción.

¿Por qué será que se reniega de las cursilerías?
Lo digo desde mi postura de mujer fuerte e independiente que no gusta - supuestamente - de gestos "cursis"

Mentira! Ergo, ficción.

Lo cursi como ficción.

Eclipse dijo...

yo, anticursi y todo, también, a veces quisiera que me dijeran algo así, a veces necesitamos que nos hagan reir y que, además, la otra persona se sienta bien con eso.
por qué no?
hay que darse la licencia por un rato.

SABRINA FISCHBERG dijo...

Otra vez quiero llorar, pero no sos vos, soy yo. Jaja

Y sí, esas cosas que se activan en la mente... a veces no quisiera.

A todos les pasa. Cuando le ocurre al otro, produce efectos en uno, y así quedamos, descolocados.

La limé.

Bienvenidas tus cursilerias, Besotones!